Paradise City 0.3
WHERE THE GRASS IS GREEN AND THE GIRLS ARE PRETTY

Y quien mejor que Mafalada para explicarlo (click para ampliar):

 

SOPA MIX


Hoy ha salido la noticia de que Dennis Ritchie ha muerto el pasado 9 de octubre. El caso es que, a la luz de la supernova que supuso el fallecimiento de Steve Jobs, igual esta defunción no sale bien parada en la comparativa. Vamos, que habrá mucha gente que no se enterará y cuya vida ha sido más afectada por las acciones de Ritchie que por el marketing de Jobs.

Ojo, no estoy ninguneando la importancia de la figura de Steve Jobs: Un revolucionario con ideas frescas que popularizó la informática a nivel doméstico a través de marketing, puro y duro. Conocía sus productos (cómo no) y los vendía bien. Pero relativizando, Dennis Ritchie ha sido uno de esos padres desconocidos, creador del lenguaje de programación C y desarrollador de los sistemas operativos MULTICS y UNIX.

¿Y todo esto a qué viene? Bueno, pues porque me repatea el estómago mil y una vez que este señor, con muchísimo más mérito (a mi entender) que el señor Jobs no va a tener ni la décima parte de reconocimiento. ¿Porqué? Pues por dos razones. La primera es que TODA, TODA, TODA la tecnología informática actual se basa en C o ha sido influenciada por ese lenguaje de programación. Y la segunda es que TODOS los sistemas operativos actuales se basan en UNIX, incluidos, aunque no lo parezca, los últimos lanzamientos de Apple. (*)

Dennis Ritchie nunca apareció en una keynote. Nunca fundó una compañía. Desarrollo C y UNIX mientras trabajaba para los laboratorios Bell. No se hizo rico. Trabajó en lo que le gustaba. No sabía nada de marketing e hizo que la tecnología fuese usable para que los programadores pusiesen el límite en el punto en el que ellos quisieran, de tal manera que, no solo Linux y sus múltiples sabores, si no que incluso Microsoft y Apple tuvieron que rendirse a la evidencia de que, en ciertos aspectos, la arquitectura de UNIX combinada con la potencia de C era superior a los desarrollos propios de ambas empresas.

Asi que me duele ver que la gente hace elegías y se pone de luto por la muerte de un genio del marketing (muy bueno en lo suyo, insisto y totalmente respetable y reconocido) mientras que este gran hombre, cuya única virtud reconocida es ser un «hell of a technician» (si se me permite la expresión yanqui) únicamente será recordado por cuatro freaks y unos cuantos tweets que se perderán en las mareas del tiempo.

Pues vaya en este humilde blog mi pequeño homenaje:

#include<stdio.h>
main(void) {
   printf("\nBye, Dennis!\n");
   return 0;
}

Más información: Wikipedia

(*) Si, vamos, que esto no lo escucharéis nunca de boca de ningún directivo de Apple: Mac OS es un frankenstein de diversos sistemas UNIX: FreeBSD, OpenBSD junto a la base de un kernel llamado Mach. En teoría, todos bajo licencia libre. Excepto cuando los combinas, los metes en una caja, lo llamas MacOS y cobras -y no poco- por ellos.


Confieso que los sandbox es un género que me atrae. Muchísimo. Este género y los FPS con buen guión me atraen. Pero el sandbox, con ese puntito de «pues ahora me vuelvo loco y me lio la manta a la cabeza» en entornos urbanos le da un interés molón a las tramas. Cornologicamente: Me gustó el GTA III a pesar de sus tiempos de carga entre islas. El GTA Vice City me llevó de nuevo a los 80. Flipé con la barbaridad espectacular que fueron las historias de raperos gansta’ negratas en GTA San Andreas. He jugado a los Assasins Creed con la mandíbula descolgada de asombro en las recreaciones de antiguas ciudades.

Pero como fan absoluto de las pelis de Sergio Leone, cuando me regalaron el Red Dead Redemption y lo puse en marcha, sentí que el mundo del videojuego cerraba un círculo homenajeando al maestro italiano con un título totalmente deudor de aquellos míticos spaguetthi-western donde los malos eran duros y los antiheroes más duros todavía. Homenaje en todos los aspectos: paisajes, fotografía, guión, personajes… Un gustazo recorrer los infinitos paisajes del estado ficticio de New Austin y la frontera mejicana resolviendo (o armando, hay libertad total para ser bueno o malvado fuera de la historia principal) entuertos.

Y es que la acción comienza y estamos totalmente despistados. En una secuencia de animación ingame únicamente descubrimos retazos de conversaciones sueltas de personajes que, más tarde o más pronto, volverán a aparecer en el juego con mayor o menor incidencia en la vida de John Marston. Que hay una historia principal. Pero también existen una multitud de historias secundarias e, incluso, eventos aleatorios que nos sirven para mejorar (o empeorar) nuestra reputación y/o la cartera.

Gráficamente, estamos hablando de un juego muy muy muy trabajado. Los paisajes te dejan sin aliento, ya que el entorno te permite viajar desde polvorientos desiertos mejicanos a nevadas montañas dejando entre medias llanuras infinitas, oscuros bosques y pantanos y marismas infectos, cada uno de ellos con una fauna que, a la que tenga oportunidad, te atacará. Y eso solo es el entorno. No estoy hablando de los peligros que supone ser un antiguo forajido que mete las narices en asuntos que puede que no le vengan a cuento, pero que, como todos los antihéroes de las peliculas de Leone, siempre se acaban cruzando en su camino.

Y es que toda la historia (TODA: principal y secundarias) está a la altura del nivel gráfico que aporta este juegazo. Que en un par de ocasiones tira de tópicos, pero se perdona. En historias del Far West está casi todo inventado, pero si alguna vez te cansas (o te atascas en alguna misión) siempre puedes coger tu caballo y deambular por los casi infinitos paisajes que se pueden disfrutar. Ya digo que si te va el género y alguna vez has querido ser Clint Eastwood en El Bueno, El Feo y El Malo, esta joyita de Rockstar es tu juego.


Ayer fue el día. Nos vamos a cagar por la pata abajo. El futuro, hoy. La red social de Google. El rien ne va plus, la polla con cebolla, el summun de la perfección.

Eso es lo que se ha pretendido vender desde Google. Desde medios especializados y menos cegados por el brillo, la analogía es clara: El Facebook según Google. Y aquí es donde la cosa me ha hecho torcer el morro. Porque no es la primera vez que Google intenta meter la nariz en «lo social» y cada intento se cuenta como cadáver en los armarios de Mountain View: Los Orkut, Buzz, Wave… todos los intentos de aprovechar el encontrar resultados en la web para hacerlos sociales han acabado en la cuneta, tiesos, fríos y olvidados.

Pero es que además, a todo esto se une mi conocida tirria a las redes sociales y la gestión de los datos privados que hacen estas. ¿Qué eres una compañía grande y debes arriesgar e innovar? Si, lo admito. Pero mal que me pese, así como la gran G! es mi referencia principal a la hora de buscar contenidos en la red, debo reconocer que Facebook (lo hagan bien, mal o peor) es la referencia a la hora de socializar la red. Imaginemos ahora la situación inversa: Facebook saca un buscador. Las carcajadas en las oficinas de Google deberían ser escuchadas en la otra punta del planeta. Porque muchos otros lo han intentado (y no me hagáis dar nombres) y solo han conseguido reafirmar la condición de líder de las aplicaciones de búsqueda de los californianos.

Si, que releído todo suena básicamente a zapatero a tus zapatos. Y por muy bien que lo hagan, o por mucho que lo intenten, la gente está acostumbrada, en lo social, a que el líder sea Facebook. Y más, cuando tú sacas un producto y este, automáticamente se bautiza con el nombre de la competencia. En fin, que les vaya bien y que tengan mucha suerte, porque la van a necesitar.


Droid & Tux

Pues eso, que a mi viejo muñeco desestresante de Tux le ha salido un acompañante verde, móvil y salao de nombre Droid.

P.D.: Me voy al pueblo hasta el domingo. Pienso caer en coma esta noche. No sé cuando responderé y si lo haré de alguna manera.

P.D.: Ya son varios los que me han preguntado por la ausencia de la carrera del domingo pasado. No pude verla por imprevistos del guión. Joerl, que también tengo un poco de vida. Solo un poco, pero vida al fin y al cabo….



Powered by Wordpress
Theme © 2005 - 2009 FrederikM.de
BlueMod is a modification of the blueblog_DE Theme by Oliver Wunder
Alterado por MaY & Narbbag