Paradise City 0.3
WHERE THE GRASS IS GREEN AND THE GIRLS ARE PRETTY
Nov
26.
Comentarios desactivados en A lo Wardog III
Categoría: basurero, tecno

(Se está convirtiendo en costumbre, pero he de reconocer que mi vida, en estos últimos tiempos solo se centra en el tajo)

– MAAAAAAYYYYYYY EJHTO EJHTA ROTOOOOOOOOO!!!!!!

Pues empezamos bien la mañana. Pero vamos, es Cocoliso y se lo permito.

– A ver, alma de $Deity, a riesgo de acabar peor que la niña del exorcista, QUÉ es exactamente lo que está roto?

Cocoliso es bueno en su trabajo. No da por saco, valora nuestro curro y cuando requiere de los servicios de nuestro poco ocupado y no-amistoso departamento hace gala de una cortesía profesional extrema. Andaluz, con un acento cerrado de mil pares de cojones, la cabeza afeitada y esa mala bebida de quien ha hecho de su actividad favorita su modo de vida y trabajo y no acepta que nadie le toree en ese aspecto.

– Po ehto, cohone. Hago una llamada a una funsión de un controler en el servido’ y me devuelve un taimout. En mi local funsiona. Y no tengo ni puta idea.

Coño. Es esto a lo que me referia. Ni una mala palabra, ni una acusación, ni echarnos nada en cara. Una incidencia como $Deity manda. En un tono normal, coherente y más una petición de ayuda que un reporte en si. Mira, ni siquiera le voy a pedir que me abra el ticket. Se ha tomado la molestia de traer su equipo de desarrollo a nuestro sector y se le ve perdido al hombre.

– A ver… coño, pues si. Qué raro.

– ¿Lo veh tu tambiéh?

Rareza sobre rareza: Descarto inmediatamente tema del servidor web. O sirve o no sirve. Fin. Determinista. Lo de que sea exclusivamente esa URL me pone alerta. Lo siguiente es fiarme del desarrollador: Cocoliso siempre ha tenido fama de disparar primero y preguntar después. Pero tras la última (que fue de escándalo y daría para un blog completo), me consta que ha aprendido y ahora se contiene mucho más. Para la siguiente causa, Maqui se me adelanta.

– ¿No será una query asesina de esas vuestras que tanto os molan?

– No, hoder. La única query que ze tira eh en la entrada al controler, loh rezultadoh quedan en memoria y soy yo el que loh trata dehde el codigo péashepé.

Esta va a ser una de esas en las que los bits de protección a la entrada del registro B del core 3 florecen al amanecer. Vamos, que ni puta idea más allá de la magia negra. Maqui se me vuelve a adelantar.

– Vamos a reiniciar los servicios de apache y de mysql… primero uno…. luego el otro….

– Y zigue zin funsioná.

– Espera, Maqui, voy a mirar el top del server en la carga de la página. Mmmmmunsegundo. Ya. Dale.

Y Cocoliso le da. Y el top me dice que el servidor puede echarse la siesta tranquilamente porque no tiene ni carga, ni procesos, ni memoria ocupada…. Copón. Solo nos queda una bala.

– Cocoliso, debuguea en el servidor.

Y ahí que va. Diez minutos despues, levanta la cabeza y se le ve en la cara la desesperación de quien no comprende qué está pasando.

– Que no, cohonez, que no. Eh que ni ziquiera entra en el controler. No llega a ehecutarse ziquiera.

– Chico, no tienes algún debug sobre la composición de la llamada?

– Dale a Inspect Elemen sobre la pehtaña donde pone máh. Zaca la conzola. Veh? Ehte eh el valor que devuelva para la creazión de la llamada al POST. Y funsiona.

– Copón…

– …

Y da la casualidad de que $Tec_Boss pasó por allí.

– Qué pasa, chicos?

– Po aquí, con un poltergeih en una llamada a una funsión de controler de codeigniter. La funsión se llama get_sex_heatmap.

$Tec_Boss mira al cielo un momento. Y de repente, baja la mirada y dice:

– Quita la cadena get_. A Grocery_Crud no le sientan bien las llamadas get fuera de sus propios constructores.

– Que no, $Tec_Boss, que no. Que he hesho mileh de llamadah a funcioneh fuera de Crud y han shutado todah. Que ni ziquiera cargo er modelo de Crud.

– Tú prueba eso.

Una hora después, nada. Ni eso. Cocoliso es la viva imagen de la desesperación: Imaginad un bigardo de metro noventa, con espaldas de culturista inclinado sobre sus codos en la mesa negando con la cabeza.

– Po’ a ver quien eh el guapo que le dise a $Tec_Boss que lo suyo no funciona. Hoder, es que no tiene sentío, se llame get, cat o pepe. Ademáh, ahora er nombre de la funsió queda rídiculo: sex_heatmap, amoandanomeodas, parece que pideh sexo en zonah de caló.

PLINK! Bombillita en mi cerebro. Ya sabía yo que la url no era del todo inocente…

– Ostia, Maqui…. seguimos con el firewall activado con los términos prohibidos en URL?

cricri…. cricri….. Cocoliso y Maqui se miran entre sí, se vuelven a mirarme a mi y luego se miran entre si de nuevo, el uno con el alivio dibujado en la cara y el otro con el asombro tatuado en ella.

– Coño, no me odais que tenemoh gente tan gilipollah como pa ve’ pohno en la ofisina.

El suspiro nos salió a dúo a Maqui y a mi. Ni ensayado.

– Te sorprenderías.

Yo continué.

– Dos opciones, tio: O cambias el nombre de la función dentro del controlador o quitamos el filtro…

Y de repente se escucha la voz de $Tec_Boss desde la distancia:

– ¡¡El filtro no se toca!!

– Po ala, chavalote. Ya han decidido por tí. A cambiar el nombre de la función. Yo genero el ticket. A pasarlo bien.

– Grasiah, shavaleh!!

Estas. Estas son las que me molan. Las que te pones por cabezonería y al final resulta ser algo que ni tú ni nadie hubiese acertado a deducir a las primeras de cambio. Y que gente como Cocoliso y Maqui, verdaderos cracks en lo suyo, te reconozcan el mérito de haber dado con la causa del problema pues tiene su aquel. Ayer me fui bastante contento por hacer bien mi trabajo: dar soluciones y causas de problemas técnicos a gente que no entiende qué está ocurriendo.


Jun
10.
Comentarios desactivados en Tecnología
Categoría: basurero, tecno

Desde hace mucho tiempo, y más trabajando de lo que trabajo, la gente me consulta acerca de tecnología y compras. Siempre he mantenido una postura pro-software libre y demás fauna talibana, con lo que el sentimiento de frustración era inherente a estas consultas. Porque independientemente de mi respuesta, la elección de la persona que me hacía la consulta era (y es) el software que el 95% de la humanidad elige.

Pero de un tiempo a esta parte, he decido pasar olímpicamente de la elección de quien me pregunta. Acabo antes y me preocupo menos. Y no lo hago notar. Dato importante este porque, si te cabreas y lo notas, la siguiente cuestión suele ser “¿Porqué te molestas?“. Y antes de contestar algo relacionado con la rama materna del interlocutor totalmente fuera de mi o la opción políticamente más correcta de “Porque no entiendo para que me consultas si luego no me vas a hacer ni puto caso“, lo mejor es no molestarse.

No es que no desee luchar contra molinos, pero el primer paso debe partir de la persona que consulta. Si la pregunta/consulta/favor es tópico, todo el mundo sabe qué software ofimático es el predominante en el mercado. Pero si se demuestra interés o se pregunta directamente por la alternativa, entonces no me importa perder el tiempo, saliva y paciencia en difundir las bondades de las alternativas libres.

Y con esto quiero decir que, al final, cada uno usa la tecnología que comprende, necesita y considera adecuada a sus quehaceres. Y perder el tiempo (el mio, concretamente) gratuitamente en pegarse cabezazos contra un muro que no va a cambiar de idea por mucho que se le demuestre que las soluciones aportadas son gratuitas, legales, seguras y libres.

Verbigracia, ejemplo directo en mi desempeño diario: Toda la información intradepartamental está subida en la nube, concretamente en la solución Apps de Google. Pues a una persona en concreto no le sale del pie aprender/reciclarse/investigar y ha sido la única persona que ha solicitado explicitamente la instalación de ESA suite de aplicaciones porque (y cito literalmente) “es lo que comprendo y con lo que soy más productiva“. Y oye, virguerías hace. Hay que reconocerselo.

El problema es que su mierda de decisión ha supuesto que la gente que trabaja directamente con esa persona reciben exclusivamente documentos generados con esa suite que son incompatibles con programas libres sustitutivos. Con lo que ha habido que instalar dicha suite a todo pichuchi para poder trabajar con los documentos de esa persona. ¿Mi reacción? Pasar de todo. No estoy para enseñar a nadie que no quiere aprender. Y ya tengo suficiente trabajo por si solo como para enfrentarme a solas a una persona cabreada, desmotivada y que no quiere aprender.

Moraleja: No quiero perder ni un minuto de tiempo en explicar nada a nadie que no demuestra el mínimo interés por mis opiniones, por mucho que me consideren experto. O más experto que ellos. Pero claro, en esta sociedad, todo el mundo sabe más que los demás.


Pues si. Y antes de que la gente se me lance al cuello llamandome ciertas cosas que no vienen al caso, paso a explicarme:

Llevo cerca de 4 años sin un ordenador decente. He tenido parches, he tenido ordenadores de trabajo y he tenido ordenadores en los que no buscaba tanto un hardware potente como un tamaño y ligereza para moverlo sin dejarme cuello y hombros. Y hete aquí que aprovechando la futura devolución del IVA que me he hecho con un MacBook Pro de 13′.

No me gusta Apple. No me gusta sus políticas de ventas. Sus sistemas operativos se basan en hacer funcionar un software bastante malo sobre unas configuraciones hardware más que decentes. Odio iTunes como plataforma para nada, ni de música, ni, desde luego, de aplicaciones. No pienso utilizar sus servicios de sincronización. Las actualizaciones las haré únicamente durante EL AÑO que amablemente (y pasandose por el forro de los cojones la legislación europea) proporciona Apple.

Y una vez pasado ese año, formateo chachi piruli y le meteré una Fedora. Y tendré el software que yo quiero sobre la plataforma que yo quiero. Alguno dirá que a Apple les dará lo mismo, porque ya han cobrado la venta. No digo que no. Digamos que ha sido caprichazo, porque en el trabajo veo a mucha gente trabajar (y programar) sobre Apple y reconozco que, como plataforma hardware, no tienen rival. Y es el hardware y la manía de complicarlo y hacer todo diferente lo que diferencia a Apple. Así que, si. Entiendo que si tu ecosistema es Apple y respiras y cagas manzanas, todo es bonito, simple y maravilloso. En el sucio mundo de sistemas, en cambio, todo debe funcionar. Y si algo es sucio y farragoso es la manera que tienen en Apple de interrelacionar sistemas de diferentes padres (Windows) y diferentes madres (Linux o hardware concreto). Otro punto en contra de la manzana.

Ah, si. Bonito. Es precioso como un dolor. Cada vez que pulso una tecla o deslizo un dedo por el pad, me entra cargo de conciencia por poner mis sucias pezuñas sobre algo tan hermoso. Por eso, en cuanto he tenido oportunidad, y para personalizarlo y diferenciarme un poquito, le he puesto este vinilo (Abstenerse mac-pijos sensibles)

macandroid

Abrir la caja es entrar en un mundo de sensaciones. Solo falta un chasquido de descompresión y que el vapor salga por la parte inferior de la caja. Todo envueltito perfectamente en plástico transparente para evitar que tus sucias manos de pecador toquen esa superficie metálica…. hasta que lo abres. Y pierde el encanto. Y los de Cupertino (Muhuahuahuahua… hay gente que no soporta esta denominación…. ) han hecho otra venta. Y eso, y lo sé por experencias familiares anteriores con un iPhone, es lo único que les vale.


Ene
03.
Comentarios desactivados en Propósitos Técnicos
Categoría: ayuntamiento, tecno

Bueno, ya sabemos en las fechas en las que estamos y el clásico que consisten las entradas sobre los propositos de año nuevo. En mi caso, llevo muy bien el tema de los propósitos normales (Solo hacer ejercicio) por lo que estos son los propósitos más o menos técnicos que me marco. Es una profesión en la que nunca terminas de aprender, asi que esto es lo que me gustaría dominar de aquí en doce meses:

  • AWS: Plataforma BRUTAL para servidores de aplicaciónes, en la tecnología que uno desee y muy fácil de escalar y dimensionar. El problema es que llevo muy bien el tema de administrar la instancia en sí, pero de lo que no controlo es de todo el cacao de servicios, metadatos, scripts y tecnologías que se utiliza para automatizar y hacer más sencilla la creación y configuración de esas instancias.
  • Chef + Ruby On Rails: Para el paso anterior, en la empresa donde estoy utilizamos Chef, una herramienta de gestión de configuraciones, para levantar y/o dimensionar las instancias de AWS. Mi problema es que yo solo la utilizo dentro de los pasos marcados por otra persona, que es la que se encarga de generar la magia. Y me gustaría entrar un paso más dentro de esta gestión para hacerme cargo de un par de proyectillos/instancias que tenemos por ahí colgadas. La gracia de todo esto es que Chef está escrito en Ruby y no tengo ni repajolera más allá de lo que tengo oído por ahí que es muy parecido a Python.
  • Arduino: Me han arrastrado a un par de proyectos hardware donde hemos utilizado esta tecnología y solo me he podido quedar buscando componentes y ver soldaduras. Y veo las posibilidades y el juguete me gusta, por potencia y capacidad de cacharreo. Y evidentemente, por la flexibilidad que permite y el precio que tiene. Vamos, que hay cosas muy curradas, pero para salir de un atolladero en el que deseas controlar un hardware desde un ordenador va espectacular. Tengo instalado el “IDE” (si es que se le puede llamar así) pero no he hecho nada. Nada de nada

Y poca cosa más. No quiero ser ambicioso, porque reviso todo lo que he puesto y veo que hay una cosa que me va a faltar. Y es tiempo. Tiempo para dedicarle a todo lo que incluye este listado y la vida en general. Que no nos pase nada….


Jul
19.
Comentarios desactivados en Escritorios
Categoría: tecno

Más grande, pulsando….

Desde mis comienzos linuxeros, mi entorno de escritorio preferido ha sido Gnome. Los linuxeros somos gente a la que nos gusta la polémica: No teniendo bastante con las míticas y eternas discusiones entre los defensores talibanes de Fedora, RedHat, Debian, Suse, Ubuntu, (ojito con estas que son freaks hasta para mí) Slackware o Gentoo, los entornos de escritorio son el siguiente tema favorito de desencuentro en una reunión de frikis.

Yo empecé con Gnome sobre Debian. Chico, son gustos. Lo poco que probé de KDE no terminó de entusiasmarme. La interfaz tan “windows” me echó para atrás. Igual es que estaba en una etapa de mi vida en la que quería pasar olímpicamente de todo lo que olíese a windows. Y Gnome, sólo con el menú de Aplicaciones arriba a la izquierda, me atrajo más que todo lo que estuve mirando, que fueron KDE (que me perdonen sus defensores, pero es que a mí no me llamó nada) y XCFE (la simplicidad máxima, pero con un enfoque quizás demasiado minimalista y un cambio de paradigma que en aquel momento no lo veía demasiado claro).

¿Todo esto a qué viene? Pues que he sido usuario feliz de Ubuntu y Gnome durante bastantes años. Pero cuando conseguí mi nuevo netbook, quise experimentar con algo nuevo. Muchos compañeros y conocidos estaban cacharreando con Fedora y me lo planteé, total, para empezar de cero con un nuevo juguetito siempre cabe la posibilidad de formatearlo de nuevo. Y ahí que me descargué Fedora 16. Con un pequeño añadido: Gnome 3.

Ya había leído cosas acerca de esta nueva interfaz. Principalmente, malas. Pero después de 6 meses haciendome a ella y usandola, he de reconocer que me gusta el cambio de concepto. Mucho más limpio, visual y, al menos para mí, práctico. Y si se me permite la herejía, y salvando las distancias, con una usabilidad muy muy muy cercana a la que puede dar un Mac. Es lo que tiene trabajar en una empresa donde el 70% de los empleados tienen MacBooks. Que comparas.

Y me sigo quedando con este entorno de escritorio: La esquina superior izquierda es el punto mágico del entorno: Acercando el ratón a esa zona (o simplemente apretando la tecla de Windows del teclado), se abre un resumen de ventanas abiertas en el centro de la pantalla, los lanzadores personalizados a la izquierda (el Dock, para entendernos), los escritorios que tengamos abiertos a la derecha y la barra de alertas en la parte inferior. Escribiendo el nombre del programa que queremos ejecutar, nos va a apareciendo autocompletadas las coincidencias entre las aplicaciones instaladas y/o las carpetas por defecto para abrir esa localización. Pero, por defecto, limpieza. El escritorio, a menos que se indique otra cosa en las Preferencias del sistema, está vacío, limpio, claro… Un concepto muy zen de orden y limpieza.

Otra cosa que me ha enamorado es que el número de escritorios es dinámico. Tienes lanzados los que estés usando y uno más limpio totalmente, a lo Windows. Luego existen millones y millones y millones de extensiones para instalar y completar tu instalación y personalización en https://extensions.gnome.org/ Y de verdad que es una cosa en la que entras y no paras. Siempre hay algo que probar.

Luego ya, por detrás, puedes guarrear lo que quieras, como ha sido siempre y serán las distribuciones Linux. Pero en la sensación visual, me quedo por goleada con Gnome3. El salto de Gnome 2 al 3 es un salto de fe. Las cosas como son. O lo amas o lo odias. Pero hay que darle tiempo. Dos semanas como mínimo. Si luego no te termina de convencerte, se puede buscar en google el nombre de tu distribución añadiendole Gnome 2 y encuentras millones de tutoriales sobre como revertir Gnome a la versión anterior.

Por cierto, este artículo trata sobre mis sensaciones subjetivas acerca del entorno de escritorio que utilizo, tanto en casa como en el curro. No pienso entrar en un flame acerca de escritorios. Lo importante es que cada uno use con lo que se sienta cómodo. Y, desde luego, a poder ser, que sea software libre. Muchas veces no se tiene en cuenta las maravillas técnicas que tenemos a nuestra disposición por que se busca lo fácil.

(El fondo de pantalla de mi escritorio del curro es una foto mia de Japón… ya falta menos…)



Powered by Wordpress
Theme © 2005 - 2009 FrederikM.de
BlueMod is a modification of the blueblog_DE Theme by Oliver Wunder
Alterado por MaY & Narbbag