Paradise City 0.3
WHERE THE GRASS IS GREEN AND THE GIRLS ARE PRETTY

Novedades en mi gris y sosa vida:

La primera, profesional y personal, es que Maqui ha sido largado del curro.

Maqui, por poner al día a los vaguetes y lurkers, fue un tecnico superior que me fue impuesto en mi anterior curro para descargarme de trabajo y relaciones personales con el resto de mis congéneres laborales. El caso es que un día se largó, harto de que todo saber técnico se diluyese en mierdas absolutas. Pero la amistad queda. Y tras mi nueva situación conyugal y mis nulas ganas de seguir haciendo el tonto en un sitio donde no se me apreciaba ni se me valoraba, Maqui me ofreció un puesto a su lado, cobrando una mierda, pero con las tardes libres para mi.

El sitio, como ya conté hace tiempo, es un caldero de heces, vómitos y purines en lo referente a las relaciones humanas. Nada que no hubiese conocido ya, pero dimensionado hasta tal punto que cualquier decisión técnica es retrasada por -valga la redundancia- la validación/valoración de subseres retrasados más orientados a las relaciones humanas que a lo técnico.

Y aquí es donde Maqui, raro de cojones como él solo (y mira que lo digo yo, que de ser raro sé bastante) y una persona de trato “especial” (como poco) se ha ido creciendo, creyendo que sus logros le harían inmune a la política imperante en el chiringo. Crecido hasta tal punto que tuvo a bien pegarle un grito a una persona del consejo directivo. Y por lo visto, los desplantes y sobradas que se ha pegado a lo largo de su estancia en el chiringuito provocaron un mar de fondo que Maqui no vió o no quiso ver. Pero una cosa es clara: soltar a un ejecutivo la frase “pues esto se soluciona poniendome los papeles encima de la mesa para que los firme” solo provoca una única reacción: Despido fulminante.

Y aquí ando. Enseñando al nuevo (a quien de momento llamaré MKII) como está el patio y evaluando las tareas pendientes que nos quedan para realizar en este periodo medio tonto de verano. Seguiré informando. No las tengo todas conmigo, pero al menos, parece que las vacaciones me las van a respetar.

Mi otra novedad es que llevo un mes limpiando meaos de perro en casa. M ha decidido que tenemos perro y nos hemos encontrado con una preciosa (de ver) cachorrita de Schnauzer miniatura, negra y plata. Digo de ver, porque su comportamiento es el de los perros de Satanás desbocados oliendo sangre. Mucho tenemos que educar, limpiar y armarnos de paciencia. Pero bueno, es lo que hay. Toda la vida evitando el contacto con perros (traumas infantiles, queridos) y ahora, como bien definió uno de mis hermanos, limpiando cagarrutas de uno de ellos. Foto de la susodicha.


May
19.
Comentarios desactivados en ¿Y Qué Te Gustaría Hacer En El Futuro?
Categoría: ayuntamiento

– ¿Ein?

Estaba en mi maravilloso mundo de ensoñación y unicornios jebis metaleros y, sencillamente, no me enteré de nada. M me miró de nuevo y muy seriamente, me repitió la pregunta.

– Que qué te gustaría hacer en el futuro. No en plan, “mañana nos vamos a la playa” sino algo sobre la vida en general.

Pues tócate la breva con la preguntita de marras. Evidentemente, trascender de alguna manera. No quiero pasar por la vida anónimamente. Considerar todas las opciones me ha llevado menos de un segundo: no tengo fama, no tengo dinero y no tengo ninguna habilidad particular por la cual seré recordado por las generaciones venideras. Solo queda hacer todo lo posible para que haya una generación venidera que se acuerde de mi: tener descendencia.

Trascendence

A ver, ojo. No es una entrada de “pues ahora me pongo a ello“. Es, simplemente, la constatación del hecho que es la manera menos costosa de saber que la civilización avanza, primero, y que, después, habrá un mínimo de dos generaciones más que te recordarán de primera mano. Eso si no ocurre una pandemia de virus zombie, por supuesto.

Es un tema jodido. No por lo que piense o la respuesta que se me haya ocurrido. Más bien el aspecto filosófico. Estamos programados para pensar que somos seres únicos y especiales en el universo y que queremos que esa unicidad y especialidad se recuerde. Otra cosa es que dentro de cien años sólo personas muy concretas y muy especiales hayan conseguido superar la barrera de la intrascendencia y sean recordadas, para bien (Thomas Alva Edison, por ejemplo) o para mal (Leti Sabater… ¿Os imagináis?) . Pensar ahora mismo en todas las personas que hace cien años tuvieron estas mismas inquietudes y que simplemente, están olvidadas. No por ninguna causa concreta y especial, sino por el paso del tiempo. A mi me entra vértigo. Cien años, un milenio… toda la historia de la civilización…

Joder, que profundo me he puesto. No creo que pueda aportar nada a la especie humana que no se haya hecho ya o que cualquier asiático no lo pueda hacer mejor. Lo único que puedo hacer es tener una criatura, protegerla, intentar que no repita las equivocaciones que su madre y yo hayamos realizado, perdonar las que vaya cometiendo en su proceso de aprendizaje, estar a su lado y ser el mejor ejemplo posible. Creo yo que eso será trascender. Y hacerlo con éxito.

P.D.: La próxima intentaré hacerla más ligerita, palabra.


Abr
03.
Comentarios desactivados en Síndrome del Impostor
Categoría: ayuntamiento

Ando despistado. No muy enfocado en algo en concreto. Como si mi mente estuviese vibrando en varias direcciones, dispuesta a escapar hacia una de ellas. Tengo un cambio muy gordo en mente y este implica la confianza de otras varias personas. Confianza con la que cuento y que se me ha comunicado por activa y por pasiva.

Impostor

Y es aquí donde mi puta pequeña cabecita vuelve a lo suyo: no me considero digno de nada, simplemente intento hacer lo que sé lo mejor que puedo. No es humildad. Hete aquí que la sensación está clínicamente documentada: Síndrome del Impostor

Alucino.

Resulta que hay un trastorno psicologico para definir mi estado mental: fenómeno psicológico en el que la gente es incapaz de internalizar sus logros.

Qué cosas.


Mar
24.
Comentarios desactivados en 38 Órbitas
Categoría: ayuntamiento

Todo permanece hasta que cambia. La gran rueda sigue girando. Puedo tirar de tópicos una y mil veces. Pero no. Un año más. Un cumpleaños más. En retrospectiva, una serie de cambios que ya veremos como acaban. Para bien o para mal, ya se verá.

Pero como cumpleaños, uno más. Nada especial ni fuera de lo común. Una celebración familiar, mucho frikismo (camisetas, DVDs y comics) y poca gaita más.

El problema es que he tenido cierto asunto familiar serio. Nada definitivo, pero un primer toque de atención complicado de lo que viene siendo la condición humana. Un asunto problemático para una persona cercana a mí y un asunto problemático para otras personas que rodean a ese primer eslabón de la cadena.

Y el tema es que han venido rodadas una serie de situaciones en las que no quieres ponerte. Una de las cuales me ha hecho enfrentarme al hecho de que envejezco. Sé que suena bastante dramático, pero el encontrarte enfrente de tí a una versión tuya cuarenta años mayor me ha supuesto un bajón bastante serio en lo que se refiere a autoestima y perspectiva de futuro. Y como siempre, primer afectado, el blog.

No he tenido ganas de actualizarlo hasta aclarar un poco mi panorama mental. Afortunadamente, cuento con una costillita que no me la merezco, comprensiva, atenta y cariñosa. Y también cuento con una serie de personas a las que veo menos de lo que quiero, pero que nunca defraudan porque siempre están ahí.

Esos son los verdaderos regalos que la vida va poniendome en el camino, no los DVDs ni los comics ni las camisetas freaks.

Actualizaré pronto, prometo. Algo con chicha, espero.


Ene
17.
Comentarios desactivados en Boda (I)
Categoría: ayuntamiento, cohetes

El pasado 8 de octubre M y yo dimos el paso de formalizar nuestra relación. Un día largo, lleno de anécdotas y recuerdos imborrables. Pero voy a empezar por el final: Paso a copiar el mensaje que puse a todo aquel que vino a mi enlace. De momento, no creo que pueda expresar mejor mis sentimientos que lo que escribí según acabó la boda. Dejo para una futura entrada las anécdotas y cosas divertidas que ocurrieron en el sarao.

Son las dos de la mañana. En menos de diez horas cogeremos un avión donde estaré incomunicado durante bastante tiempo en este mundo cada vez más digital y tan fríamente interconectado al instante. M duerme placidamente a mi lado y yo estoy desvelado.

Desvelado porque no encuentro ningún método que os haga llegar una mínima parte del abrumador sentimiento de agradecimiento que tengo por este fin de semana tan maravilloso que hemos pasado.

No es solo la sensación de, al fin, oficializar la relación con la persona más maravillosa que he tenido la suerte de encontrar. Es la sensación de que en este día ha faltado muy poca gente importante para mi.

Y es por esto que estoy escribiendo esto: no me puedo ir tranquilo sin agradecer (si, otra vez, lo siento si soy pesado) vuestra presencia. Muchas personas han hecho una cantidad seria de kilómetros. Alguno ha cogido tres medios de transporte diferentes para llegar a estar con nosotros. Otros han hecho malabares para cumplir nuestra -caprichosa hasta cierto punto y única- exigencia de no traer criaturas al evento.

Y me ha gustado mucho ver caras sonrientes en todo momento. Caras que han sido importantes para mi en muchos momentos de mi vida. Y que espero que lo sigan siendo en el fututo, tanto para M como para mí.

Si este evento hubiese sido un desastre, no estaría escribiendo esto. Si este día no hubiese sido perfecto tampoco lo estaría escribiendo. A lo largo de este año (eterno) hemos tenido muchas tentaciones de mandarlo todo al carajo y montar el evento mínimo de juzgado y comida. Y no lo hemos hecho esperando, simplemente, esto que ha ocurrido.

Porque cuando se dice que es el día más feliz de tu vida suena a tópico. Pero para mí lo ha sido. Para M lo ha sido. Y todo ello gracias a las pequeñas piezas que vuestra compañía y alegría han supuesto en este evento.

Por última vez, gracias. Mile esker. De todo corazón. De mi parte, de parte de M y en nombre de nuestras familias.

Seguiré con el tema en futuras entradas. Mínimo, otras dos.



Powered by Wordpress
Theme © 2005 - 2009 FrederikM.de
BlueMod is a modification of the blueblog_DE Theme by Oliver Wunder
Alterado por MaY & Narbbag