Paradise City 0.3
WHERE THE GRASS IS GREEN AND THE GIRLS ARE PRETTY

Por razones no explicadas pero que se pueden intuir, en mi día a día laboral ha modificado el lugar. Cobro menos, pero vivo mejor: media jornada y menor exigencia.

Trincheras

Eso si, el destino es un saco de politiqueo. No a nivel de partido político. No. Un saco de mierda de relaciones personales donde los recursos, tanto personales como materiales, son utilizados como arma arrojadiza entre los diversos departamentos.

Con mis modestos conocimientos dentro de mi área del saber, intento que estas situaciones no afecten a mi desempeño. Pero llega un momento en el que la mierda ha impactado tantas veces en el mismo lugar que se genera un agujero.

Maqui está conmigo. Es quien recomendó mi fichaje seis meses después de estar compartiendo trinchera, barro y balas. Ahora la trinchera es distinta, el barro es más claro, pero no hay balas. Hay zurullos. Y lo peor, es que entra dentro de la categoría de fuego amigo. Ningún perdigón viene de las posiciones de enfrente. Todas vienen desde nuestra espalda.

No es queja. Es la constatación del hecho de tener a Maqui (semidios viviente de todo lo que es administración Hasefroch y gran conocedor de todo el hardware habido y por haber) y modestamente, a mí, en tareas hiperdesagradecidas y cero aprovechados. Cobrando una mierda y con las mejillas encarnadas con cada contacto con el mundo real.

No, no estamos de sistemas. Digamos que Sistemas es una parte muy muy pequeña del desempeño diario y que la compensación es nula o muy muy escasa. No está pagado con dinero y debo reconocer que sigo buscando algo. Más reconocido, más cerca de mi hogar y menos político. Yo me ocupo de las máquinas, no de las relaciones humanas.


Comenta, no te cortes

Aviso a Navegantes: Los comentarios están moderados -que no censurados- por el administrador.


Powered by Wordpress
Theme © 2005 - 2009 FrederikM.de
BlueMod is a modification of the blueblog_DE Theme by Oliver Wunder
Alterado por MaY & Narbbag