Paradise City 0.3
WHERE THE GRASS IS GREEN AND THE GIRLS ARE PRETTY
Dic
14.
Comentarios desactivados en Recuperada: Envidia, Deporte Nacional
Categoría: alcantarillado, Cementerio, ira

(Dos años hace que escribí esta entrada, y es curioso que no cambie ni una coma de lo escrito por aquel entonces. Es más, ifones cuatroG, androides hachetecé y tabletas aipad solo consiguen que me reafirme: Aqui la cosa consiste en aparentar. No tener qué llevarse a la boca, pero dar por saco al vecino fardando de posesiones. Y así nos va. Recuerdo con cariño esta entrada porque generó una tertulia bastante interesante, así que espero que se repita.)

Envy?

Al hilo de lo que escribí el otro día divagando sobre el aifon y la guarra que lo echó al mundomadre que lo parió, la discusión posterior en los comentarios dió bastante juego. Y mi idea general acerca de esa discusión se resume en estas tres palabras: Envidia, Deporte Nacional.

Porque no es más cierto que cualquier mindundi en esta sociedad se compra todo para aparentar. Y antes de que salga el dedito acusador acusandome a mi de burgués acomodado, ya digo yo que paso de lo que compre la gente. Como ya afirmé, soy feliz con los bienes de consumo que poseo. Que me permiten disfrutar de ellos, me permiten tener llena la nevera y me permiten darme, de cuando en cuando, un caprichito para el cuerpo.

Igual es que soy un elemento a contracorriente, pero creo que desde pequeño me han inculcado a no adquirir algo que no pueda pagar ni que no pueda mantener. Y observo, alucinado, como otras personas se meten en autenticos berenjenales solo por decir que “yo (rellenar como se desee) más que fulanito.

Uno de los casos más sangrantes (a mi entender) es esta moda que se viene observando de un tiempo a esta parte de pedir un crédito para irte de vacaciones. Entiendo que los créditos se piden según se necesiten y los bancos/cajas los conceden según les apetece o no. Pero me parece una autentica subnormalidad irte de vacaciones a un resort (Punta Cana, Cancún, Cuba, etc….) donde ni vas a conocer el país, ni sus gentes ni nada cultural. Y coño, para hacer el subnormal tirado en la piscina, esa piscina es igual en la Rivera Maya que en Basauri.

“Pero es que Fulanito se ha ido de vacaciones a la Isla de las Mujeres“. Ya. Claro. Y tú, que no quieres ser menos, te vas a Acapulco. Fulanito, 15 días. Tú, el mes entero. Si Fulanito se tira por un barranco, tú detrás haciendo salto base. Cómo vas a ser menos. Pero a mi no me importa Fulanito.

Puede que me importes tú. Si te vas de vacaciones un mes y a la vuelta te tienes que alimentar cuatro meses seguidos a base de chopped y yogures, yo creo que algo anda mal en tu economía doméstica. Pero claro, luego es muy fácil llorar que si la crisis, el EURIBOR, el gobierno, el petróleo, que si el abuelo bebe y la abuela fuma.

Claro. Con tu camisita de Ralphie LLauren, tus pantalones Burberris, tu bronceado de Punta Cana, tus zapatos Lacost, tu aifon y tu BeEmeUve eMe5 del 2006. Todo para que hablen de tí. Y tú, con el ego hinchado. Porque te miran. Como para no verte. Más bonito que un San Luis. Pero con tu nevera vacía.

Y cómo se te llena la boca cuando hablas de lo que harías si estuvieses en el gobierno. Un ministro de Economía y Hacienda para recordar. Pero menos mal que no te apetece meterte en política, que si no….

Yo, como ya dije en el artículo del Aifon, si la crisis, la subida del precio del petróleo (toco madera, que este verano no ha sido demasiada….), el gobierno, los tipos de interés, cierres de empresas e inmobiliarias, etc…. son las verdaderas causas, pues ala, montemos una huelga general, un par de días de revueltas sociales y a casa. Que no arreglamos nada, cierto. Pero chico, lo bien a gusto que nos quedaríamos.

Pero no. Para pedir, que se moje otro, que los pantalones los estrenas hoy. Si fueses ministro de Economía, arreglabas el mundo. El tuyo, por supuesto. Y a los demás, que nos vayan dando. Pero como no lo eres, pues negra envidia y a rezongar.

Es por eso que no me veo contandole a un italiano cómo nos las gastamos aquí. Xa-El comentaba que si nosotros somos príncipes en el arte de la envidia, ellos son auténticos emperadores. Toda la razón del mundo. Pero también nos dan mil vueltas en lo referente a liarlas pardas -huelgas, disturbios- cuando quieren exigir algúna reforma social. Allá no se andan con medias tintas.

Como tampoco me veo contándole a un subsahariano (o a un emigrante hispanoamericano) que esté trabajando e integrado en la sociedad que aquí tenemos paro. Porque claro, cómo voy a trabajar yo si mi vecino no pega un palo al agua y todos los días estrena camisa y conduce un Haudi Ese6. ¿Que también será un muerto de hambre? Puede.

Pero por mis coj…. que hasta que no pueda echar gasolina al coche no muevo un p… dedo. Y que nadie me vea. Y si me ven, que piensen que estoy por gusto.

Otro día acabo, que me enciendo.


Aquí no se puede decir nada...


Powered by Wordpress
Theme © 2005 - 2009 FrederikM.de
BlueMod is a modification of the blueblog_DE Theme by Oliver Wunder
Alterado por MaY & Narbbag