Paradise City 0.3
WHERE THE GRASS IS GREEN AND THE GIRLS ARE PRETTY

(Han sido unas fiestas algo jodidas en lo familiar y la vuelta al curro ha sido interesante también. Pido disculpas por este periodo de silencio, pero cuando se juntan cosas con tanta intensidad, otras cosas pasan a segundo plano, como el blog. Sigo algo más vivo en twitter, pero más por la inmediatez y brevedad que por otra cosa. Es menos esfuerzo mental que el que requiere esta entrada, por ejemplo. Reiterar mis disculpas.)

Ayer fue un día que se anticipaba jaleoso. Ya desde la madrugada, cuando me levanté dándome contra todas las esquinas y cosas en mi ruta hacia el baño. Al llegar a la ofi, aprovechando que tenemos máquina de café nueva y hay promoción de café gratis, probé el capuccino. Pero no me despertaba ni por esas. Así que, a media mañana, recurrí a la cafetera que lleva en la ofi desde el comienzo de los tiempos.

Nada del otro mundo: un aparato con sus depósitos de agua y de café tostado en grano, que muele y orina el mágico brebaje. Con un pitorrito para calentar la leche (si apetece). Y que dependiendo del café que se haya comprado, pues hasta puede dejarte buen sabor de boca.

Cafetera

El caso es que cogí mi maravillosa taza-mug RTFM y me acerqué al office. Al primer vistazo me percaté que algo iba mal. Todos los pilotos apagados. Bueno. Alargo la mano y pulso el botón de encendido. Medio segundo después, reprimo el juramento.

El piloto que indica que el depósito de agua está vacío, encendido.

Soy de esa clase de personas que si YO soy quien vacía el depósito, tengo la decencia de llenarlo para la siguiente persona. Debo ser de los únicos, vaya por delante. Pero la novedad de ayer incluía que la persona que tuvo el “problema” (poner agua, manda pelotas) apagó el aparato. Y como así no hay pilotos de aviso encendidos, pues no hay problema.

Y este es el nivel. La gente es más perra que hecha de encargo. Aquí no se mueve ni $Deity. Ya no es que sea cosa que me caíga a mi por mi puesto de técnico de Sistemas (cosas que también van de oficio, vaya por delante). Pero joder, que estamos hablando de echar agua. O de tener la decencia de encender el aparato. Cosas básicas, convivencia, modales.

Esas cosas que se tienen que traer puestas de casa. Yo no educo. Puedo señalar un comportamiento poco educado. Una vez. La segunda vez con un punto de cabreo. La tercera vez ya no. Somos todos mayorcitos para saber qué es cívico o no. Se nace con empatía o no. Pero yo no soy la persona que debe fustigar a nadie. Ni en el curro ni en ningún lado. Me definieron el sucedido como clásica acción de niñato malcriado. Y no pude dejar de darle la razón: no es la primera persona de dentro y fuera de la empresa que utiliza esa expresión para definir según qué comportamientos.

Alguno puede decir que es una pequeña cosa. Pero es que todo se componen de pequeñas cosas. Si empezamos así, por reducción al absurdo, cualquier día llega alguno a apagar algún NAS (o puestos en el peor de los casos, un servidor, por ejemplo) porque resulta “que tiene algún problema”. Y entonces me cabrearé a gritos. Porque según ese razonamiento, en el momento en el que un coche se quede sin combustible, deberían dejarlo en una cuneta. “Es que tiene algún problema.

En fin. Lo mucho que duele lo poco y lo poco que apuramos lo excesivo. Sean buenos.


dic
24.
Comentarios desactivados en Felices fiestas 2015
Categoría: ayuntamiento

No voy a repetirme con lo de siempre. Sean buenos, quieran mucho a sus seres queridos y tengan unas fiestas tranquilas y en la compañía de los suyos.

bender-meme-generator-hare-mi-propia-navidad-con-juegos-de-azar-y-mujerzuelas-351f84


dic
04.
Comentarios desactivados en Votar
Categoría: ayuntamiento, ira

No está de más repetirlo, pero quiero que conste. Me interesa la política, pero los políticos son los seres más abyectos de la historia de la humanidad (después de los abogados xD). Esa habilidad y ese arte para hablar y no comunicar, para salir por peteneras cuando se les formula una pregunta directa, esa jeta de acero reforzado para hacer declaraciones sin inmutarse que sonrojarían a cualquier persona normal y decente… No, yo no podría ser político.

Pero puedo dar por saco. Y como dice el adagio formulado por Woody Allen, “el peor castigo que puede tener una persona a quien no interesa la política es ser gobernado por gentes a quienes si les interesa”, asi que es mi blog, me lo cepillo como quiero y pienso dar mi opinión acerca de los quince días que se nos vienen encima.

Odio las encuestas. Y más, cuando en los últimos nueve meses hemos sufrido cinco elecciones a diferentes cosas. Cada día te desayunas con porcentajes, valoraciones, escaños… Todo para intuir una realidad: según las encuestas nada cambia.

Y eso es algo que me jode. Y cabrea. Soberanamente. Este país tiene una facilidad pasmosa para sacar un presidente del Gobierno que hace bueno al que sustituye. Y mira que el nivel estaba bajo desde Felipe Gonzalez… Y es por eso que el inquilino actual de la Moncloa, personalmente, me parece, con mucho, el peor presidente de toda la historia de la democracia. Pues se vuelve a presentar, el tío. Con un par. Y por montera.

Le voy a dar un único mérito: el equipo que eligió (o le eligieron, tengo mis dudas acerca de la capacidad real de este señor para tomar decisiones importantes) ha cumplido sus tareas de forma eficaz y a pesar del lastre que supone tener semejante capitán en el barco. Y hasta ahí. Todo el mundo, a estas alturas debería saber de que pie cojeo en este aspecto. Y no es el derecho. Odio el liberalismo económico de amiguetes que se practica en este país (“inversiones públicas: si va bien, ganancias privadas, si va mal, perdidas públicas”) y que el partido del gobierno permite, alienta y se beneficia.

Pero miro al otro lado y solo me quedan ganas de llorar: una izquierda fragmentada (cosa que no es nueva) con un partido mayoritario más preocupado de expandirse hacia posiciones más conservadoras y un cúmulo de partidos (tradicionales y/o emergentes) a los que parece que prefieren salir en la foto diciendo la burrada más gorda (o la parida del día) para garantizarse minutos en los medios. Y lo que me queda, en el centro “teórico”, es una formación emergente de la que, personalmente, no me fio ni un pelo. Porque según lo visto y comprobado, lo mismo le da pactar con unos o con otros.

Que cada cual es libre y que vote a quien quiera. Decía que yo me desespero con las encuestas. No quiero creermelas. No puedo entender cómo va a seguir ganando (con un desgaste enorme, por supuesto, pero ganando, al fin y al cabo) un partido que ha pegado hachazos a todo lo que ha podido, privatizando, recortando todo el gasto social, con nula preocupación por los ciudadanos-votantes y totalmente sometido a las leyes de la economía capitalista más salvaje que ha conocido el país. Y encima, como ya he dicho más arriba, economía de amigotes. Tu me rascas, yo te rasco. Me das una concesión y cuando salgas, yo te doy una posición en un consejo directivo. Con un sueldo de los de no volver a preocuparte por el dinero en lo que te queda de vida. Y esto, a un señor que ha participado en el recorte de, por ejemplo, las ayudas a la dependencia, por poner un ejemplo (y hay muchos de donde escoger).

Yo no podría dormir tranquilo.

Y esto es lo que se vota este 20 de diciembre. Que sigamos manteniendo un modelo donde nadie da explicaciones basandose en mayorías absolutas. Donde la excusa principal para lanzarse a recortar todo fue “la herencia recibida”. Donde las ruedas de prensa se dan a través de un monitor de plasma. Donde a los debates en los que se espera leña se envía a una sustituta porque “hay que gobernar”. Donde “hay que gobernar” significa ir a la radio a comentar un partido de fútbol. O ir a la casa de Bertín Osborne a que te hagan la entrevista más lameculos de la historia. Donde se demuestra un desconocimiento absoluto de leyes nacionales o europeas cuando se plantea una cuestión candente de actualidad. Donde se dice “parece que llueve” o “ya tal” cuando salta un escándalo de corrupción y se pregunta directamente.

Quiero pensar que este país es maduro para aguantar según que cosas. Otros cuatro años de esta mierda de responsabilidad de los señores que actualmente en el gobierno serían matadores. Para pensionistas, parados, dependientes o emigrantes. No es que no me fíe de las encuestas. Creo que es más bien que no quiero fiarme. Quiero pensar que hay razones suficientes para sacar a gorrazos a esta gente. El que venga tiene el listón muy bajo. Me da igual quien sea.

Pero estos no. Como esperanza.

(Comentarios cerrados porque quiero y porque puedo. El que quiera contarme algo, que lo haga directamente. A trollear, a Meneame)


nov
26.
Comentarios desactivados en A lo Wardog III
Categoría: basurero, tecno

(Se está convirtiendo en costumbre, pero he de reconocer que mi vida, en estos últimos tiempos solo se centra en el tajo)

– MAAAAAAYYYYYYY EJHTO EJHTA ROTOOOOOOOOO!!!!!!

Pues empezamos bien la mañana. Pero vamos, es Cocoliso y se lo permito.

– A ver, alma de $Deity, a riesgo de acabar peor que la niña del exorcista, QUÉ es exactamente lo que está roto?

Cocoliso es bueno en su trabajo. No da por saco, valora nuestro curro y cuando requiere de los servicios de nuestro poco ocupado y no-amistoso departamento hace gala de una cortesía profesional extrema. Andaluz, con un acento cerrado de mil pares de cojones, la cabeza afeitada y esa mala bebida de quien ha hecho de su actividad favorita su modo de vida y trabajo y no acepta que nadie le toree en ese aspecto.

– Po ehto, cohone. Hago una llamada a una funsión de un controler en el servido’ y me devuelve un taimout. En mi local funsiona. Y no tengo ni puta idea.

Coño. Es esto a lo que me referia. Ni una mala palabra, ni una acusación, ni echarnos nada en cara. Una incidencia como $Deity manda. En un tono normal, coherente y más una petición de ayuda que un reporte en si. Mira, ni siquiera le voy a pedir que me abra el ticket. Se ha tomado la molestia de traer su equipo de desarrollo a nuestro sector y se le ve perdido al hombre.

– A ver… coño, pues si. Qué raro.

– ¿Lo veh tu tambiéh?

Rareza sobre rareza: Descarto inmediatamente tema del servidor web. O sirve o no sirve. Fin. Determinista. Lo de que sea exclusivamente esa URL me pone alerta. Lo siguiente es fiarme del desarrollador: Cocoliso siempre ha tenido fama de disparar primero y preguntar después. Pero tras la última (que fue de escándalo y daría para un blog completo), me consta que ha aprendido y ahora se contiene mucho más. Para la siguiente causa, Maqui se me adelanta.

– ¿No será una query asesina de esas vuestras que tanto os molan?

– No, hoder. La única query que ze tira eh en la entrada al controler, loh rezultadoh quedan en memoria y soy yo el que loh trata dehde el codigo péashepé.

Esta va a ser una de esas en las que los bits de protección a la entrada del registro B del core 3 florecen al amanecer. Vamos, que ni puta idea más allá de la magia negra. Maqui se me vuelve a adelantar.

– Vamos a reiniciar los servicios de apache y de mysql… primero uno…. luego el otro….

– Y zigue zin funsioná.

– Espera, Maqui, voy a mirar el top del server en la carga de la página. Mmmmmunsegundo. Ya. Dale.

Y Cocoliso le da. Y el top me dice que el servidor puede echarse la siesta tranquilamente porque no tiene ni carga, ni procesos, ni memoria ocupada…. Copón. Solo nos queda una bala.

– Cocoliso, debuguea en el servidor.

Y ahí que va. Diez minutos despues, levanta la cabeza y se le ve en la cara la desesperación de quien no comprende qué está pasando.

– Que no, cohonez, que no. Eh que ni ziquiera entra en el controler. No llega a ehecutarse ziquiera.

– Chico, no tienes algún debug sobre la composición de la llamada?

– Dale a Inspect Elemen sobre la pehtaña donde pone máh. Zaca la conzola. Veh? Ehte eh el valor que devuelva para la creazión de la llamada al POST. Y funsiona.

– Copón…

– …

Y da la casualidad de que $Tec_Boss pasó por allí.

– Qué pasa, chicos?

– Po aquí, con un poltergeih en una llamada a una funsión de controler de codeigniter. La funsión se llama get_sex_heatmap.

$Tec_Boss mira al cielo un momento. Y de repente, baja la mirada y dice:

– Quita la cadena get_. A Grocery_Crud no le sientan bien las llamadas get fuera de sus propios constructores.

– Que no, $Tec_Boss, que no. Que he hesho mileh de llamadah a funcioneh fuera de Crud y han shutado todah. Que ni ziquiera cargo er modelo de Crud.

– Tú prueba eso.

Una hora después, nada. Ni eso. Cocoliso es la viva imagen de la desesperación: Imaginad un bigardo de metro noventa, con espaldas de culturista inclinado sobre sus codos en la mesa negando con la cabeza.

– Po’ a ver quien eh el guapo que le dise a $Tec_Boss que lo suyo no funciona. Hoder, es que no tiene sentío, se llame get, cat o pepe. Ademáh, ahora er nombre de la funsió queda rídiculo: sex_heatmap, amoandanomeodas, parece que pideh sexo en zonah de caló.

PLINK! Bombillita en mi cerebro. Ya sabía yo que la url no era del todo inocente…

– Ostia, Maqui…. seguimos con el firewall activado con los términos prohibidos en URL?

cricri…. cricri….. Cocoliso y Maqui se miran entre sí, se vuelven a mirarme a mi y luego se miran entre si de nuevo, el uno con el alivio dibujado en la cara y el otro con el asombro tatuado en ella.

– Coño, no me odais que tenemoh gente tan gilipollah como pa ve’ pohno en la ofisina.

El suspiro nos salió a dúo a Maqui y a mi. Ni ensayado.

– Te sorprenderías.

Yo continué.

– Dos opciones, tio: O cambias el nombre de la función dentro del controlador o quitamos el filtro…

Y de repente se escucha la voz de $Tec_Boss desde la distancia:

– ¡¡El filtro no se toca!!

– Po ala, chavalote. Ya han decidido por tí. A cambiar el nombre de la función. Yo genero el ticket. A pasarlo bien.

– Grasiah, shavaleh!!

Estas. Estas son las que me molan. Las que te pones por cabezonería y al final resulta ser algo que ni tú ni nadie hubiese acertado a deducir a las primeras de cambio. Y que gente como Cocoliso y Maqui, verdaderos cracks en lo suyo, te reconozcan el mérito de haber dado con la causa del problema pues tiene su aquel. Ayer me fui bastante contento por hacer bien mi trabajo: dar soluciones y causas de problemas técnicos a gente que no entiende qué está ocurriendo.


Como ya anuncié en su momento, el Clio ha sido retirado. La incoǵnita, para quien no la sepa, se ha resuelto con un flamante VW Golf Advance Edition TDI 110 CVs. Un maravilloso vehículo color azul noche metalizado que espero que llegue a los mismos niveles de excelencia que mi anterior Halcón Milenario. (El trozo de chatarra más rápido de la galaxia)

El caso es que el hijo de Satán no se ha ido en silencio, no. Se ha cobrado la venganza, el desgraciado. Franchute y rencoroso tenía que ser. El sábado, día de entregar al francés para su descanso futuro, tuve que limpiarlo. Nunca he sido muy cuidadoso con él en lo referente a contenido. Si necesitaba meter algo, lo metía. El sacarlo lo dejaba para más adelante. Y el sábado ha sido el día que tuve que sacar todo lo que nunca saqué. Ahí que fui. Con su llave, la llave del coche de M para sacar la llave y mando del garaje y las llaves del hogar.

Metí el coche en el garaje, abrí puertas y maletero y empecé a vaciar mierda como si fuese lo último que iba a hacer en mi vida. Media hora despues, con todos los residuos más o menos clasificados en bolsas y el interior del Clio a falta de un buen aspirado, me dispuse a salir del garaje, ducharme y tomarme el merecido desayuno que me había ganado. Me meto en el coche, inserto la llave, arranco y…. un momento…. ¿Donde @#$& está el mando para abrir la puerta?

Momento de pánico.

A ver. Revisa el interior. No. Llaves de Clio y del coche de M. Llave de casa. Aquí no está. ohmierdamierdamierda… Lo he metido en las bolsas y no me he dado cuenta. Bueno. Que sea solo eso.

Paré el motor, saqué las bolsas y una a una, las fuí vaciando y revisando hasta CUATRO veces.

Ni rastro del puto mando.

Casi podía sentir la risa malvada del Renault a mi vera cuando decidí llamar a M y decirle que había perdido el mando. No llegó la sangre al río. Este es un acontecido que le puede pasar a cualquiera y me ha tocado a mi. Sacamos ambos carros cuando pudimos con una llave prestada, me pegué una ducha rápida, no desayuné y nos fuimos a entreguar el Clio a cambio del Golf que nos ocupa. No he dispuesto de la cámara y todavía no le he echado fotos más que con el móvil, así que de momento, me guardo el reportaje de presentación para otro momento.

Me la tenía que liar. Justo el último día.



Powered by Wordpress
Theme © 2005 - 2009 FrederikM.de
BlueMod is a modification of the blueblog_DE Theme by Oliver Wunder
Alterado por MaY & Narbbag