Paradise City 0.3
WHERE THE GRASS IS GREEN AND THE GIRLS ARE PRETTY

Allá por 2001, una compañía relativamente desconocida para la época llamada Bungie, desarrolló para Microsoft un shooter en primera persona centrado en las desventuras y avatares de un supersoldado enfrentado a dos razas alienígenas en un mundo con forma de halo. Halo Combat Evolved fue el primero de una saga que ha marcado una época en el mundo del videojuego. No por su mecánica, evidentemente. Un matamata nunca innova. O no debería innovar.

No, estamos hablando de un primer vistazo a un universo vastísimo, un protagonista con carisma a pesar de no abrir demasiado la boca y un personaje secundario (Cortana) que ha llegado a convertirse en el nombre del asistente oficial de Windows Phone (a lo Siri de Apple o Google Now). Todo ello sumado a un mundo variado, con entornos de costa, montaña, interiores futuristas de estructuras, de naves… y con vehículos y armas reconocibles y bien integrados en la historia. Y como colofón final, la IA de los enemigos es cosa fina. Si bien el nivel normal es relativamente asequible para jugadores con el culo pelado de FPS, los niveles Díficil y Heroico son retos que no cualquiera puede enfrentarse. Y el multijugador, que es la parte que menos probé, por lo que cuentan, no debía estar mal.

Y llegaron 8 juegos detrás. Ya se sabe, la gallina de los huevos de oro y exprimir la vaca hasta donde se pueda… Pero el caso es que la franquicia funcionaba y Bungie se ganó un nombre en el corazoncito de los jugones del mundo. Por lo menos los que tienen una XBox. Ya hablé de Halo en aquella entrada en la que recomendaba a los talibanes de la Play probar Halo y Gears of War de la platafoma de Microsoft. (Devolvía la puñalada con el God of War de Play para los Xboxers…. hay para todos.)

Y este mes pasado, Destiny ha llegado a las estanterías del mundo. Lo nuevo de Bungie es espectacular. Gráficamente una pasada. La historia, muy buena. Los enemigos, cabrones con pintas, variados (en su concepción… ya profundizaré sobre esto). La componente de rol, una vez que le pillas el tranquillo, muy fácil de subir y mejorar. El farmeo (repetir misiones para conseguir más y mejor equipamiento) es obligatorio…

Resumiendo: Es TODO lo bueno que hicieron con Halo, con un sistema de niveles. De hecho, cuando te pones a jugar ciertas secciones tienes sensación de dejá vu. Y es que si te pones simple, realmente Destiny es un Halo en HD. Más chulo, más molón, con un lavado de cara, pero Halo Combat Evolved en HD. Y si no lo has jugado, puedes tener la sensación de la novedad.

Pero si Halo ha formado parte de tu vida, solo sacas conexiones entre Destiny y Halo: Los Caídos y los Cabal (siendo dos facciones distintas en Destiny) tienen muchos rasgos de los Covenant de Halo. La Colmena y los Flood solo se diferencian (a mi modo de ver) en que ciertos tipos de unidades del juego de Destiny llevan armas y las usan. Y muy bien. Lo de los Vex si que es una novedad, por cierto, vamos a admitírselo. Pero es que da la sensación de que han reciclado todo lo que podían reciclar y más del Halo para no tener que pensar. Coño, si es que hasta una de las armas de los Vándalos Caídos es una copia “literal” del Aguijoneador Grunt de Halo.

Bueno, lamento si esta entrada es un poco liosa. Destiny combina muchas experiencias de juego anteriores. Y en su conjunto es un producto molón. Visto desde lejos. Porque empiezas a coger detalles particulares y resulta que no puede definirse como novedoso. Ni innovador. Y donde pretende serlo, al hacerlo social desde el arranque (si no tienes conexión, no juegas. PUNTO.) resulta ser de lo más incómodo. Entiendo que juntarte con dos amigotes más y liarte a tiros en las misiones y en el multijugador tiene su encanto. Pero yo quiero jugar. Solo. Que llegue un pavo y que de dos tiros me quite de encima al malo que ahora mismo me está dando estopa se agradece y mucho. Pero que no llegues a cepillarte a nadie porque siempre hay un elemento que se conoce los lugares de respawn y se los recorre farmeando recursos en TU partida no es de recibo.

Porque esa es otra: los enemigos aparecen demasiado rápido una vez que limpias una zona. En multijugador tiene su gracia. Cuando juegas solo, no sueltas el dedo del gatillo. Todavía no me canso. Pero entiendo que habrá un momento en el que lo haga.


Ayer, por motivos que no vienen al caso, tuve que presentarme a primera hora en IFEMA. Tan primera hora que salí de casa sin desayunar y con bastante sueño. Asi que tras llegar al recinto y hacer lo que tuviese que hacer, me lancé sobre la primera barra de bar que intuí y pedí un café con leche. Este, en concreto:

IMG_20141013_085903

- ¿Qué te doy?
– Dos ochenta.

Y ahí fue cuando me desperté del todo. Vaso de cartón, varita de plástico para revolver y café malo. Malo de solemnidad. Una puta mierda. Desde luego que la peor relación calidad precio que recuerdo desde que tengo uso de razón y consumo cafeína. Y mira que he estado en sitios donde el café caro y malo es una constante.

En Madrid tengo un problema. No he conseguido encontrar una cafetería, bar, restaurante o local público con un café decente. Cada vez que voy a Bilbao lloro de alegría al tomar un expreso con leche como $Deity manda, con su taza, su espumita y su pelín de crema en la leche. En la capital, la costumbre de echar el puto café en los mismos vasitos que las cañas (zuritos) de cerveza y volcar la leche en el mismo recipiente me pone de mal humor. Y es que si todavía el café fuese decente, la cosa tendría un pase. Pero no. Y de hecho, en el bar de abajo, ya he pasado de pedir cafés con leche a pedir un té, como si fuese una viejecita inglesa de 85 años.

Pero de cuando en cuando me apetece sentir el latigazo de la cafeína. O no tanto sentirlo como necesitarlo. Como el día de ayer. No me considero cafetero, pero me gusta que el café sepa bien y esté preparado como he descrito: Caliente, Dulce y Aromático. Y es curioso: Me he movido un poco por esta pelota de hierro interespacial y todavía no conozco lugar alguno donde pongan algo parecido a lo que a mi me gusta: Por poner dos ejemplos, en Estados Unidos, el café es demasiado aguado (echar 5 litros de agua en la misma cantidad de café en la que aquí sacamos un expresso es lo que tiene) y en Japón… bueno, lo llaman café porque es negro y caliente. El sabor es completamente diferente.

Una curiosidad: No soy muy de esa cadena norteamericana de café hipercaro, pero he de reconocer que, saliendo del país, es lo más decente que te puedes echar a la cara. Y que si pagas 4 euros por un café, por lo menos, tienes un cancarro grande en el que llorar tus penas. No una mierda de vaso de cartón servido como si te salvasen la vida.


Imagen de previsualización de YouTube

(Id dandole al play)

Seis años después he vuelto a pisar Manhattan. Esta vez con parada previa de cinco días en Boston para irme aclimatando al país (y por motivos que no vienen al caso) descansando y conociendo un poco la ciudad más “europea” del país estadounidense.

celtic

Me lo habían advertido, y vaya por delante que yo del Reino Unido solo conozco Liverpool, pero nunca imaginé que el ambiente general de Boston fuese tan parecido a una ciudad inglesa. A ver, sigue siendo una urbe norteamericana, con sus rascacielos infinitos, sus parkings exagerados y su tráfico imposible, pero el aire de los barrios antiguos es indudablemente europeo… casas bajas de ladrillo a tres alturas, locales comerciales tradicionales y el ambiente de vecindario no tan tipicamente agresivo de las metrópolis yanquis.

Pero el grueso del tiempo lo he pasado en Manhattan. Recordando mi anterior viaje, visitando casi los mismos lugares y pegandome pateadas y homenajes inmensos. De lo primero, saco una serie de conclusiones: Nueva York es la ciudad eternamente en obras, siempre puedes comer mucho de lo que te apetezca a cualquier hora del día (tiene sentido que la obesidad sea un problema) y que huele siempre (mal) a comida…. puestos, mercados, restaurantes…. la cocina abierta todos los días a todas horas.

De lo segundo… ir a un lugar que ya conoces solo tiene sentido si lo puedes contemplar con los ojos de las personas que no han estado allí. Y en este caso, la experiencia ha sido bastante satisfactoria. Como siempre, no en los momentos más infaustos de pateadas criminales y cansancio brutal, sino después. Cuando has reposado el viaje y empiezas a recordar donde y qué has hecho en la ciudad de los rascacielos. Y lo que se puede considerar una parte coñazo del viaje (Empire State, Estatua de la Libertad, Central Park, …) lo vuelves a descubrir con los ojos de la persona que no ha estado y que quiere reconocer todos los lugares que, no nos engañemos, todos hemos visto en series y películas. Y en este caso particular que nos ocupa, la experiencia ha resultado satisfactoria. A pesar de no salir del sota, caballo y rey que supone visitar Manhattan.

brooklyn

Y por último, por filosofía propía (y más o menos implantada por mi hermano), como considero que las ciudades se tienen que conocer a pie de calle, como si se fuese un habitante más de esa urbe, hemos pateado mucho y frecuentemente las calles y parques. Parando cuando hemos tenido ganas y ocasión. Comiendo lo que hemos querido y más. En definitiva: Haciendo lo que nos ha dado la gana.

Me gustaría volver dentro de seis años. Solo por ver cómo ha cambiado la ciudad para permanecer igual. Esta vez he visto menos conos de vapor (alguno había), creo que he visto más andamios y zonas en obras y he tenido una pequeña sensación subjetiva de que la seguridad, aún estando en los niveles de paranoia habituales por la zona, empieza a ver personas en vez de posibles problemas. Y es algo que se agradece…


sep
02.
Comentarios desactivados
Categoría: música
Imagen de previsualización de YouTube

I’ll be your light, your match, your burning sun,
I’ll be the bright and black that’s making you run.
And I feel alright, and we’ll feel alright,
‘Cause we’ll work it out, yeah we’ll work it out.

I’ll be doin’ this, if you ever doubt,
’til the love runs out, ’til the love runs out.
I’ll be your ghost, your game, your stadium.
I’ll be your fin, deep down, entrapped like one.

And I feel alright, and I feel alright,
‘Cause I worked it out, yeah I worked it out.
I’ll be doin’ this, if you ever doubt,
’til the love runs out, ’til the love runs out.

I got my mind made up and I can’t let go.
I’m killing every second ’til it sees my soul.
I’ll be running, I’ll be running,
’til the love runs out, ’til the love runs out.

And we’ll start a fire, and we’ll shut it down,
’til the love runs out, ’til the love runs out.
There’s a maniac out in front of me.
Got an angel on my shoulder, and Mephistopheles.

My momma raised me good, momma raised me right.
Momma said “do what you want, say prayers at night”,
And I’m saying them, cause I’m so devout.
‘Til the love runs out, ’til the love runs out, yeah.

I got my mind made up and I can’t let go.
I’m killing every second ’til it sees my soul.
I’ll be running, I’ll be running,
’til the love runs out, ’til the love runs out.

And we’ll start a fire, and we’ll shut it down,
’til the love runs out, ’til the love runs out.
Ooh, we all want the same thing.
Ooh, we all run for something.

Oh for God, for fate,
For love, for hate,
For gold, and rust,
For diamonds, and dust.

I’ll be our light, your match, your burning sun,
I’ll be the bright and black that’s making you run.
I got my mind made up and I can’t let go.
I’m killing every second ’til it sees my soul.

I’ll be running, I’ll be running,
’til the love runs out, ’til the love runs out.
And we’ll start a fire, and we’ll shut it down,
’til the love runs out, ’til the love runs out.

I’ll be your light, your match, your burning sun,
I’ll be the bright and black that’s making you run.
And I feel alright, and we’ll feel alright,
‘Cause we’ll work it out, yeah we’ll work it out.

And we’ll start a fire, and we’ll shut it down,
’til the love runs out, ’til the love runs out.
‘Til the love runs out.


ago
31.
Comentarios desactivados
Categoría: basurero
Imagen de previsualización de YouTube

No sé qué decir en realidad. Tres minutos, para la mayor batalla de nuestras vidas profesionales
Todo se reduce a hoy. O nos curamos, como equipo, o nos desmoronamos
Jugada a jugada, pulgada a pulgada hasta el final.
Ahora estamos en el infierno caballeros, creedme, y, o nos quedamos aquí, dejándonos machacar, o luchamos por volver a la luz.
Podemos salir del infierno. Pulgada a pulgada. Yo no puedo hacerlo por vosotros, soy muy viejo.
Miro alrededor y veo esas jóvenes caras y pienso… Pienso…

He cometido todos los errores que un hombre de mediana edad puede cometer.
He… He despilfarrado todo mi dinero, podéis creerlo.
He echado de mi vida a todo el que me ha amado
Y últimamente ni siquiera soporto la cara que veo en el espejo.
Mirad, cuando te haces mayor en la vida, hay cosas que se van
Vamos, eso… Eso es parte de la vida.

Pero sólo aprendes eso cuando empiezas a perder esas cosas.
Descubres que la vida es cuestión de pulgadas.
Así es el fútbol, porque, en cada juego, la vida o el fútbol
El margen de error es muy pequeño
Medio segundo más lento o más rápido y no llegas a pasarla.
Medio segundo más lento o mas rápido y no llegas a cogerla.
Las pulgadas que necesitamos están a nuestro alrededor.
Están en cada momento del juego, en cada minuto, en cada segundo
En este equipo luchamos por este terreno
En este equipo nos dejamos nosotros y cada uno de los demás por esa pulgada que se gana
Porque cuando sumamos una tras otra, porque sabemos que si sumamos esas pulgadas
Eso es lo que va a marcar la puta diferencia entre GANAR O PERDER, ENTRE VIVIR O MORIR
Os diré una cosa, en cada lucha, aquel que va a muerte, es el que gana ese terreno.
Y sé que si queda vida en mi, es porque aun quiero luchar, y morir por esa pulgada.

Porque vivir, consiste en eso.
Las seis pulgadas frente a vuestras caras.
Yo no puedo convenceros de que lo hagáis
Tenéis que mirar al que tenéis a vuestro lado, MIRADLE A LOS OJOS!
Creo que vais a ver a un tío dispuesto a ganarla con vosotros,
Vais a ver a un tío que se sacrificara por este equipo.
Porque sabe que cuando llegue la ocasión
Vosotros HAREIS LO MISMO POR ÉL
Eso es un equipo caballeros

Y… o nos curamos.. AHORA como equipo.
O moriremos como individuos.

En eso estamos, gente. Luchando por las pulgadas.



Powered by Wordpress
Theme © 2005 - 2009 FrederikM.de
BlueMod is a modification of the blueblog_DE Theme by Oliver Wunder
Alterado por MaY & Narbbag